sábado, 30 de enero de 2016

MOM REMEMBRANCE

                                                                                                                              15-1-72


Un día gris, monótono... un día como tantos otros...
La gente vade un lado a otro, llena de simplicidad, de ternura no expresada que  intenta acudir a sus  rostros ateridos por el cortante frío del invierno, las hojas caídas  de los árboles rebolotean a su alrededor juguetonas, llenas de ansias de acariciar los rostros cansados, amargados sin un atisbo de felicidad que anime por un minuto la inexplicable anatomía de sus semblantes, impenetrables, mudos como una estatua de piedra.
La vida transcurre así para los que sin una ilusión, sin una esperanza caminan por la vida sin esperar nada a cambio de su rutina obligada de todos los días, su tristeza no esta mitigada por nada que valga la pena de retener en el recuerdo de cada uno, por eso, al pasar de los días, ellos nos tienen nada que ofrecer sino es una sonrisa muda de incomprensión ante nuestras palabras de indiferente camaradería.
¡Quien pudiera llegar al fondo de esas personas, de esos mundos diferentes a los nuestros y cuyo sufrimiento no sabemos comprender... y por eso los tachamos de locos y les concedemos nuestras sonrisas más indulgentes y a la vez más despreciadas por ellos!
¿A donde vamos nosotros, los justos, con pasos seguros dejando a nuestros lados restos de podredumbre y de sufrimientos que no queremos ver a pesar delos gritos desesperados que nos reclaman llenos de desgarrado sentimiento?
Cuando detendremos nuestro paso apresurado para preguntarnos a nosotros mismos si en el fondo de nuestros corazones no habrá más miedo y más soledad que en los de todos ellos ... Cuando nos gritaremos lo que como cobardes escondemos en nuestro yo más íntimo...
Yo vivo... Yo existo...¿Te has preguntado alguna vez lo que significan estas palabras tan vulgares y a la vez tan poco recordadas por las mentes que constituimos este mundo tan frenético y absurdo...
Yo quisiera hablaros a todos y a cada uno de esta inquietud mía, sin palabras, sin frases inútiles , pero por desgracia esto se considera más que imposible en medio del cacareado  diálogo que no expresa más que ideas preconcebidas y la mayoría de las veces ideas propias en las que no damos paso a otras más lógicas  que las de uno mismo.
Yo quiero hablaros con el corazón en la mano, a todos, sin ideas estudiadas, por eso ahora no sabría deciros lo que puede ser para todos los que me leáis este intento de acercarme a cada uno de vosotros...

                                                                                                                                   IPECO

(Escrito por mi MADRE, el 15 de Enero de 1972... La foto es ELLA... GRAN persona y adelantada a su tiempo... como podéis leer, podría referirse a HOY... GRACIAS MAMA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada